Decisión de Juzgado Primero del Municipio Guaicaipuro de Miranda, de Mayo 19, 2008

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
RESUMEN

...SIN LUGAR CUESTIÓN PREVIA CONTENIDA EN EL ORDINAL 3º DEL ARTÍCULO 346 DEL CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO CIVIL, RELATIVA A LA ILEGITIMIDAD DE LA PERSONA QUE SE PRESENTE COMO APODERADO O REPRESENTANTE DEL ACTOR, POR NO TENER CAPACIDAD NECESARIA PARA EJERCER PODERES EN JUICIO, O POR NO TENER LA REPRESENTACIÓN QUE SE ATRIBUYE, O PORQUE EL PODER NO ESTÉ OTORGADO EN FORMA LEGAL O SEA INSUFICIENTE. SIN... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

EN SU NOMBRE

JUZGADO PRIMERO DE MUNICIPIO DEL MUNICIPIO GUAICAIPURO

DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO MIRANDA

Expediente N° 078143

PARTE ACTORA: Sociedad Mercantil “ADMINISTRADORA INMOBILIARIA LA PRINCIPAL, C.A. (ADINPRICA)”, inscrita en el Registro Mercantil de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado Miranda, bajo el N° 26, Tomo 9-A-Sgdo., en fecha 29 de Abril de 1995, cuya renovación se encuentra inscrita bajo el N° 70, Tomo 24-A-Pro., de fecha 5 de Febrero de 1996.

APODERADOS JUDICIALES DE LA PARTE ACTORA: JOSÉ SALAZAR MARVAL y ROSMARVIC SALAZAR LEÓN, abogados en ejercicio e inscritos en el Inpreabogado bajo los Nros. 26.064 y 75.010, respectivamente.

PARTE DEMANDADA: ARGENIS RAMÓN AGUILERA, venezolano, mayor de edad, de este domicilio y titular de la cédula de identidad N° V-6.151.955.

APODERADO JUDICIAL DE LA PARTE DEMANDADA: No tiene apoderado judicial constituido.

MOTIVO: RESOLUCIÓN DE CONTRATO DE ARRENDAMIENTO.

SENTENCIA: DEFINITIVA.

I

En fecha 05 de noviembre del año 2007, este Tribunal recibió mediante el sistema de distribución, escrito libelar presentado por los abogado JOSÉ SALAZAR MARVAL y ROSMAVIC SALAZAR LEÓN, en sus carácter de apoderados judiciales de la Sociedad Mercantil “ADMINISTRADORA INMOBILIARIA LA PRINCIPAL, C.A. (ADINPRICA)”, parte actora en el proceso que se ventila en el presente expediente, para demandar al ciudadano ARGENIS RAMÓN AGUILERA por ARRENDAMIENTO. La accionante por medio de sus apoderados judiciales, en el mencionado escrito libelar alega que: 1) En fecha 1° de Mayo de 2005, el ciudadano ARGENIS RAMÓN AGUILERA, celebró Contrato de Arrendamiento con su representada, por un (1) apartamento distinguido con el N° 05, que forma parte integral del Edificio “Residencias Floral”, ubicado en la Calle El Barbecho N° 38, entre Alí Primera y Los Mangos de esta ciudad de Los Teques, Estado Miranda. 2) El Arrendatario, ha dejado de cancelar los cánones de arrendamiento correspondientes a los meses de Agosto de 2007 por la cantidad de TRESCIENTOS VEINTE MIL BOLÍVARES (Bs. 320.000,oo) y SEPTIEMBRE DE 2007, por la cantidad de TRESCIENTOS VEINTE MIL BOLÍVARES (Bs. 320.000,oo), lo cual asciende a un total de SEISCIENTOS CUARENTA MIL BOLÍVARES (Bs. 640.000,oo). 3) Múltiples han sido las gestiones que han realizado, para que El Arrendatario cumpliera con el contrato citado, y por cuanto todas ellas resultaron nugatoria, ocurre ante esta autoridad para demandar como en efecto formalmente demandan al ciudadano ARGENIS RAMÓN AGUILERA, en su carácter de Arrendatario, para que convenga o a ello sea condenado por el Tribunal, en los siguientes pedimentos: Primero: En la resolución del Contrato de Arrendamiento, por haber, supuestamente, incumplido con la Cláusula Segunda del mismo al no cancelar los meses comprendidos entre Agosto y Septiembre de 2007. Segundo: En cancelar la cantidad de SEISCIENTOS CUARENTA MIL BOLÍVARES (Bs. 640.000,oo) correspondientes a los meses de Agosto y Septiembre de 2007 y aquellos que se sigan venciendo hasta la entrega definitiva del inmueble a que se refiere el contrato de arrendamiento, así como aquellas mensualidades que se sigan venciendo todo en calidad de daños y perjuicios. Tercero: Que como consecuencia de la resolución solicitada se le haga entrega libre de personas, bienes y cosas totalmente solvente por lo que respecta a los servicios de que cuenta el inmueble objeto del Contrato de Arrendamiento. Cuarto. La indexación monetaria, cuya cantidad de dinero habrá de determinarse mediante una experticia complementaria del fallo. Quinto: Las costas y costos procesales, incluyendo los Honorarios Profesionales de abogado calculados en su límite máximo al Treinta por ciento (30%), permitido por la Ley. Fundamenta su acción en el Contrato de Arrendamiento suscrito entre las partes en fecha 01 de Mayo de 2005, el cual tiene carácter de fuerza de ley entre las mismas, específicamente la Cláusula Segunda: “(…) Queda entendido que el atraso en el pago de las pensiones de Arrendamiento por un lapso mayor de quince (15) días dará derecho a “EL ARRENDADOR” a resolver el pleno derecho el presente contrato y a solicitar, en consecuencia, la inmediata desocupación del inmueble…”, y en el artículo 33 de la Ley de Arrendamientos Inmobiliarios, en concordancia con los artículos 1,167, 1.159, 1.579 y 1592 del Código Civil.

En fecha 07 de noviembre de 2007, comparece por ante este Despacho el abogado JOSÉ SALAZAR MARVAL, en su carácter de apoderado judicial de la parte actora, y consigna los recaudos necesarios para la continuación del presente juicio.

La demanda fue admitida en fecha 09 de noviembre de 2007, emplazándose a la parte demandada, ciudadano ARGENIS RAMÓN AGUILERA, para que compareciera por ante este Tribunal el segundo (2do) día de Despacho siguiente a la constancia de su citación debidamente practicada, a los fines de la contestación de la demanda incoada en su contra.

Previa consignación de los fotostatos respectivos, en fecha 14 de noviembre de 2007, se libró la correspondiente compulsa.

En fecha 17 de Enero de 2008, el ciudadano JESUS ALBERTO VALDERRAMA ALAYON, en su carácter de Alguacil Accidental de este Tribunal, y consigna Recibo de citación sin firmar y su respectiva compulsa, librados a la parte demandada, ciudadano ARGENIS RAMÓN AGUILERA, a quien no logró localizar.

Mediante diligencia suscrita en fecha 18 de Enero de 2008, comparece el abogado JOSÉ SALAZAR MARVAR, en su carácter de apoderado judicial de la parte actora, y solicitada la citación del demandado, mediante carteles.

En fecha 22 de Enero de 2008, se libraron los correspondientes carteles de citación.

En fecha 07 de Febrero de 2007, comparece el apoderado judicial de la parte actora y consigna dos (2) Carteles de Citación publicados en los Diarios “La Región” y “El Nacional”.

En fecha 14 de Febrero de 2008, la Secretaria Titular de este Juzgado, deja expresa constancia, que en fecha 12 de Febrero de 2008, procedió a fijar en la puerta de la morada del demandado, ciudadano ARGENIS RAMÓN AGUILERA, el Cartel de Citación librado al referido ciudadano.

En fecha 31 de Marzo de 2008, comparece el apoderado actor, y solicita se proceda a designar un Defensor Judicial en la presente causa.

Por auto dictado en fecha 04 de Abril de 2008, este Tribunal designa Defensor Judicial del demandado, ciudadano ARGENIS RAMÓN AGUILERRA, a la abogada YRIS DEL VALLE SOTO PÉREZ, a quien se libró la correspondiente Boleta de Notificación.

En fecha 07 de Abril de 2008, comparece el ciudadano ARGENIS RAMÓN AGUILERA, asistido de abogado, y se da por citado en el presente expediente.

En fecha 10 de Abril de 2008, se recibió escrito de contestación de la demanda, presentado por el ciudadano ARGENIS RAMÓN AGUILERA.

En fecha 17 de Abril de 2008, se recibió escrito de pruebas, presentado por la parte demandada.

Por auto dictado en fecha 18 de Abril de 2008, este Tribunal emitió pronunciamiento respecto a las pruebas promovidas por la parte demandada.

En fecha 28 de Abril de 2008, comparece el ciudadano ARGENIS RAMÓN AGUILERA, y ratifica la impugnación y desconocimiento de los recaudos marcados “B y C”, consignados por la parte actora. En esa misma fecha, se recibió escrito de pruebas presentado por el apoderado judicial de la accionante, el cual fue providenciado por auto dictado en esta misma fecha.

II

PUNTOS PREVIOS

(A)

IMPUGNACIÓN DEL PODER

En fecha siete de (07) de abril de 2008 comparece a los autos la parte accionada el ciudadano ARGENIS RAMÓN AGUILERA, debidamente asistido de abogado, dándose por citado, y solicita se revoque el nombramiento del defensor ad litem, y en fecha 10 de abril de 2008 siendo la oportunidad para que la demandada diera contestación a la demanda que nos ocupa, alego: “(…) impugno y desconozco el poder otorgado de conformidad con la decisión de la Sala de Casación Civil, de la Extinta Corte Suprema de Justicia, de fecha 07 de Diciembre de 1994, y cuyo fallo fue confirmado según la sentencia de la Sala Político Administrativa del 17 de Diciembre de 1998, con ponencia del Magistrado HUMBERTO J. LA ROCHE en el juicio de FELICIA ANTONIA NAVAREZ, contra CADAFE, en el expediente Nro 9346, Sentencia Nro 876. (…)”.

De lo expuesto por la parte accionada este Tribunal antes de decidir la controversia sobre la impugnación del poder, encuentra necesario determinar si dicha impugnación fue formulada en forma tempestiva, conforme a lo previsto en el artículo 213 del Código de Procedimiento Civil y al criterio que al respecto a establecido la Sala Político-Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, en Sentencia Nº 00403, con la Ponencia del Magistrado LEVIS IGNACIO ZERPA, Exp. 2002-0793, de fecha veintinueve (29) de abril del año dos mil cuatro (2004), en este sentido de un análisis de las actuaciones del caso, observa este Tribunal, que el poder impugnado fue consignado en autos en fecha 07 de noviembre de 2007, anexo a diligencia de esa misma fecha, mediante la cual los apoderados de la parte actora consignan los recaudos que consideraron pertinentes a la admisión de la demanda; en fecha siete de (07) de abril de 2008 comparece a los autos la parte accionada y se da por citado, y en la oportunidad para la contestación de la demanda, en fecha 10 de abril de 2008, la parte demandada, impugno y desconoció el poder, encontrando este Tribunal que la parte accionada utiliza en contra del instrumento poder consignado por la parte actora, un medio de ataque, como es la vía de la impugnación.

Dados estos antecedentes, examinaremos en este punto de la sentencia, únicamente, lo referente a la impugnación del poder, alegada en el acto de la contestación de la demanda, a lo que pasa este Tribunal a establecer si la oportunidad escogida por el demandado era efectivamente la correcta para realizar tal impugnación....

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS